Niña de 3 años se queda ‘olvidada’ en un autobús escolar

0
26
Foto: Cortesía

Descubrir por qué una niña de tan solo 3 años se ha quedado por horas en un autobús escolar y que nadie se diera cuenta va a ser difícil. Sobre todo porque todas las partes implicadas -la escuela, la empresa de autocares y las monitoras- se echan las culpas y nadie asume responsabilidades

De momento, el Consejo Comarcal del Garraf (Barcelona) ha iniciado una investigación para averiguar cómo una niña pequeña de tres años. Alumna de la escuela Maria Ossó de Sitges, pudo quedarse ‘olvidada’ en el autobús escolar durante siete horas.

El ente local afirmó que lo supo a las 16 horas del lunes y se puso a disposición de la familia para ofrecer acompañamiento, seguimiento y apoyo psicológico.

La niña fue encontrada a las 16.00 horas de este lunes cuando el autobús iniciaba la ruta para recoger a los alumnos de la escuela. Después de que se quedara encerrada en el vehículo hacia las 9 de la mañana. Sin que nadie se apercibiera de su presencia en el vehículo ni alertara de su ausencia en clase.

La niña se quedó en el interior del autocar, ¿el conductor no se dio cuenta?

El gerente de Autobusos Plana, Josep Albert Vallcorba. Ha afirmado este miércoles que el conductor del autobús donde se quedó sola la menor no era el responsable de controlar que los alumnos bajaran del autobús. Sino que «esta función recae» en las dos acompañantes del grupo.

El gerente de la empresa se ha referido al decreto 161/1996 del Govern que regula el servicio escolar de transporte. El artículo 6.4 atribuye a los acompañantes vigilar al alumno. Controlar la subida y bajada en las paradas establecidas y procurar que el alumno entre en el recinto escolar.

«Es lamentable la situación pero aquí cada uno tiene sus funciones establecidas». Y ha relatado que las acompañantes del grupo de alumnos entregaron los niños al tutor de la clase. Volvieron al autocar y fueron acompañadas por el conductor hasta el centro de la localidad.

Después de dejar a las acompañantes, el conductor volvió al garaje, dejó aparcado el vehículo y no controló si había alguien en el interior del bus. Ya que sólo lo hace en el «servicio de línea regular, en el cual el conductor va solo y controla cómo ha dejado» el vehículo.

La niña fue encontrada por el conductor cuando iba a hacer el servicio de salida del colegio. Y Vallcorba ha asegurado que la menor «estaba en buen estado» y el conductor le dio algo de comida.

Las dos monitoras tampoco se percataron de que la menor no bajó del autocar

La presidenta del Consell Comarcal del Garraf (Barcelona), Mònica Gallardo. Ha informado este miércoles de que se ha apartado de forma cautelar a dos monitoras por olvidar a la niña.

Desde la Fundación Pere Tarrés -empresa de las monitoras- confirman que han abierto una investigación interna para determinar qué punto del protocolo falló. Precisan que la niña tenía comida y agua a la mochila. Y aseguran que ella sola se alimentó durante las siete horas que estuvo al vehículo. 

Te puede interesar: BCE estima que los precios de la vivienda caerán hasta un 9% por subida de tipos

A la espera de esclarecer las causas del descuido. La fundación apunta que el chófer del bus es quien tiene la última responsabilidad en el momento de inspeccionar el interior del vehículo y comprobar que no quede nadie cuando lo cierra. En este sentido, afirman que el conductor hizo una revisión y no vio la pequeña. Que después la encontró llorando el chófer de la tarde.

El padre de la menor: “Por la noche preguntaba por qué había estado solita»

El padre de la niña de 3 años olvidada en el autobús escolar, Sebastián Esteban. Ha explicado en una entrevista a TV3, cómo se encontraba su hija en las horas siguientes. “Por la noche se mostró bastante estresada, diciéndonos que por qué había estado solita, cómo había podido pasar. Por qué nadie le había abierto. Tardaremos tiempo en volverla a subir en un autobús escolar”.

El padre ha explicado además que su hija “intentó manipular los mandos del autobús para poder salir”. Por ello, ha asegurado que están “profundamente indignados porque podría haber pasado algo muy grave”. La familia ha presentado denuncia ante los Mossos d’Esquadra. 

Por su parte, la madre de la menor ha explicado a Espejo Público que en el colegio de la pequeña no hay protocolo en las faltas de asistencia. Si los niños faltan a clase el centro no tiene obligación de informar. «Nada más iniciarse la mañana no tenemos forma de saber si están en el centro, han llegado bien o no».

Con información de 20 minutos

Siguenos en nuestras redes:

Twitter: @Madridnews24es | Facebook: Madridnews24 | InstagramMadridnews24