El PSOE remonta, pero el PP gana y podría gobernar con Vox

0
22
Foto: Cortesía

El PSOE recupera algo de fuelle a la vuelta del verano, pero sigue por detrás de un PP que podría gobernar con Vox incluso en el peor escenario para la derecha.

Ese es el resumen del barómetro del mes de septiembre elaborado por DYM, que refleja un estancamiento de los populares por el fin del ‘efecto Feijóo’. Obtendrían un 31% de los votos y entre 129 y 133 escaños- y un ligero repunte de los socialistas. Que volverían a superar el umbral psicológico de los 100 escaños si las elecciones fueran hoy y se harían con entre 103 y 107 actas con el 26,7% de los sufragios.

Vox, por su parte, se mantiene estable: con su 15,2% de los votos apenas baja una décima con respecto a su estimación de julio. Y conservaría entre 48 y 52 diputados que, sumados a los del PP, otorgarían la mayoría absoluta a la derecha en el Congreso.

Por el contrario, Unidas Podemos retrocede levemente hasta el 10,4% de las papeletas, lo que se traduciría en una horquilla de entre 21 y 24 parlamentarios. Y Cs no consigue revertir su desplome y corre el riesgo de quedar incluso sin representación parlamentaria.

El trabajo de campo del sondeo se realizó entre el 14 y el 18 de septiembre. Por lo que recoge ya las impresiones de los ciudadanos tras el cara a cara en el Senado entre el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Para debatir sobre las medidas adoptadas a raíz de la guerra de Ucrania.

Al PSOE, el desempeño de su líder en esta cita no le ha ido mal: recupera solo en un mes 1,5 puntos de estimación de voto. Aunque ese avance se ve algo ensombrecido por la bajada de medio punto que experimenta Unidas Podemos.

Te puede interesar: BCE estima que los precios de la vivienda caerán hasta un 9% por subida de tipos

En conjunto, los dos partidos que componen el Gobierno sumarían entre 124 y 131 escaños, frente a los 155 que tienen actualmente. Lo que imposibilitaría que Pedro Sánchez siguiera en la Moncloa incluso con el apoyo de sus habituales socios parlamentarios durante esta legislatura. Más País, con su 3%, aportaría entre dos y tres escaños, y el resto de los partidos, conjuntamente, sumarían entre 40 y 42. Aunque en ese grupo se encuentran formaciones como Coalición Canaria o Navarra Suma. Con las que el presidente no podría contar para alcanzar la cifra mágica de 176 diputados que garantiza la mayoría absoluta del Congreso.

Valoración con mejoras

Pese a ello, el barómetro refleja que la valoración del Gobierno ha experimentado una cierta mejora. Los ciudadanos lo suspenden con una nota media de 4. Pero esa calificación es dos décimas mejor que en julio. Además, el 46,9% consideran su actuación digna de un aprobado y, aunque el 49,8% no da al Ejecutivo ni siquiera un 5 de nota. La diferencia entre ambos porcentajes se ha reducido sensiblemente.

Por su parte, la derecha parece haber tocado techo tras meses de tendencia ascendente gracias al impulso que supuso para el PP la llegada de Feijóo a su presidencia. Por primera vez desde que el dirigente gallego lidera a los populares, estos han detenido su ascenso.

Vox no consigue capitalizar ese frenazo. Aunque sí detiene la pérdida de apoyos que había registrado desde que alcanzó el 19,9% de intención de voto en febrero. Su máximo en toda la serie histórica. Aprovechando la crisis interna del PP que acabó con la carrera política de Pablo Casado.

Este estancamiento se deja notar en las cifras de fidelidad de voto de la encuesta. Aunque PP y Vox continúan teniendo tasas sensiblemente más altas que las de la izquierda. Si las elecciones fueran hoy, el 83% de quienes eligieron la papeleta de los populares en 2019 volvería a hacerlo, 10 puntos menos que en julio. Por su parte, un 87% de quienes votaron a Vox repetirían, cuando hace un par de meses eran el 92%.

Para los partidos de la izquierda las cifras de fidelidad son mucho peores. Y revelan que solo dos tercios de sus votantes de 2019 tienen claro que elegirían su papeleta en unas nuevas elecciones generales. El 67% de los electores socialistas volverían a votar al PSOE, la misma cifra que en julio. Mientras que ese porcentaje se reduce hasta el 65% en el caso de los votantes de Unidas Podemos. No obstante, no hay bajada comparable a la de Ciudadanos. Tan solo el 36% de sus electores volvería a optar por el partido que lidera Inés Arrimadas.

Con información de 20 minutos

Siguenos en nuestras redes:

Twitter: @Madridnews24es | Facebook: Madridnews24 | InstagramMadridnews24