Madrid: “Patrullas antigrafiti” borrarán las pintadas denunciadas por vecinos en 7 días

0
47

Madrid declara oficialmente la guerra al grafiti. A partir de este jueves, pondrá en funcionamiento el nuevo Servicio Público de Limpieza Urgente (Selur). Entre otros servicios de limpieza, incluye cuerpos especiales para borrar del municipio el rastro de las pintadas vandálicas. ‘Las patrullas antigrafitis’. 55 operarios, organizados en 12 equipos, que se dedicarán a retirar las pintadas de avisos ciudadanos en un plazo de 7 días. Y un tiempo inferior de 3 horas en caso de ser alusivas. También revisarán de manera periódica zonas de los distritos donde su aparición es más habitual. Mediante batidas cada 25 o 60 días, en función de los barrios.

La estrategia incluye limpiezas periódicas, cada 25 o 60 días, en función de las zonas más afectadas por las pintadas.

Ha sido en la plaza del Dos de Mayo, en el distrito Centro, uno de los escenarios preferidos por los grafiteros. Donde el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha presentado el nuevo SELUR.

Flanqueado por el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, el primer edil ha asistido en primera persona. A la intervención de un equipo de diez efectivos para recuperar el estado original de las fachadas. Y de diferente mobiliario urbano en este enclave del barrio de Universidad.

Te puede interesar: «Metro de Madrid reforzará las líneas L8, L9 y L10».

Madrid y patrullas antigrafiti

Hasta ahora, la limpieza de grafitis en Madrid se realizaba con una plantilla común para todos los servicios. Y el SELUR solo actuaba cuando había que eliminar pintadas alusivas, amenazantes o de alarma social contra personas e instituciones. Las nuevas «patrullas antigrafitis» se crean para intensificar la limpieza. En turnos de día de diario y fines de semana, indistintamente de su temática (alusivas o no) y sobre un mayor abanico de materiales vandalizados. De hecho, entre las mejoras que introduce el nuevo contrato es que se podrán retirar aquellas sobre superficies metálicas, metracrilatos y de plástico. Que hasta ahora no se cubrían por parte de los servicios municipales.

¿CÓMO AVISAR DE UNA PINTADA?

Si detecta un nuevo grafiti en el municipio puede ponerlo en conocimiento del Ayuntamiento de Madrid a través de la página web Madrid Avisos, llamando al 010 o vía redes sociales. El plazo de resolución es de 7 días desde la recepción del aviso. En el caso de pintadas de grafitis alusivas, el concesionario deberá proceder a su eliminación «con las patrullas» en un tiempo inferior a 3 horas.

Frecuencias fijas por horarios

Al margen de los avisos de los ciudadanos, el Área de Medio Ambiente y Movilidad también ha establecido frecuencias de eliminación de pintadas, según la proliferación de las pintadas. Por ejemplo, en seis de los barrios del Centro, distrito que acusa especialmente esta problemática, se revisarán las zonas sensibles para su limpieza una vez cada 25 días.

Nuevas pintadas sobre monumentos.

Los grafitis se extienden aún más por Plaza de España: «Exigimos que el Ayuntamiento actúe ya y los limpie»

Para aquellas zonas donde los grafitis son habituales pese a su retirada, se ha estipulado una periodicidad de una vez cada 45 días. Son once barrios situados en cuatro distritos: Valverde (Fuencarral-El Pardo); Aluche, Las Águilas, Lucero, Puerta del Ángel (Latina); Buenavista, Opañel, San Isidro y Vista Alegre (Carabanchel); Numancia y San Diego (Puente de Vallecas).

En el resto de los 114 barrios de la ciudad, la frecuencia de intervención será cada 60 días.

El doble de presupuesto

Para llevar a cabo esta actuación, el presupuesto del contrato del SELUR se ha incrementado un 158,4% respecto al pliego anterior, es decir, 2,5 veces: pasando de invertir 8,9 millones de euros a 23 millones -que elevan hasta 701,2 millones de euros anuales el presupuesto actual destinado a la limpieza de la ciudad-. De los 23 millones destinados al SELUR, casi 6 millones de euros se reservan para la eliminación de pintadas vandálicas.

Este aumento del presupuesto ha redundado en las exigencias del Ayuntamiento al concesionario, con más medios personales y materiales. Así pues, la plantilla para todo el SELUR se eleva en 156 puestos de trabajo (69,3%), alcanzando una total de 381 puestos.

Las patrullas y mano dura con los grafiteros

Si no fuera suficiente el primer nivel de actuación, de carácter preventivo, el Consistorio pasa al segundo: el correctivo. Estos actos vandálicos se rigen por el artículo 20 de la ley 3/2007 de Medidas Urgentes de Modernización del Gobierno y la Administración de la Comunidad de Madrid. Solo en 2021 se interpusieron 185 denuncias por la realización de gratifis.

¿A cuánto ascienden las multas? Después de que, en diciembre de 2019, el Gobierno municipal endureciera los importes por esta infracción, algunas multas se han llegado a duplicar o triplicar. Por ejemplo, en el caso de las pintadas sobre los cierres comerciales o elementos asociados a actividades económicas se elevó de 500 a 1.000 euros; sobre mobiliario urbano, pilares o muretes y puertas, de 300 a 600 euros, o en edificios emblemáticos, las multas por pintadas de menos de un palmo ascienden a 2.000 euros y las que lo superan, 3.000.  

Con información de 20minutos.es

Siguenos en nuestras redes:

Twitter: @Madridnews24es | Facebook: Madridnews24 | InstagramMadridnews24