Cae banda familiar que traficaba con drogas en casas ocupadas

0
42
Foto: Cortesía

La Guardia Civil, en el marco de la operación ‘Leum’, ha desarticulado una banda familiar que traficaba con drogas en casas ocupadas.

El grupo criminal supuestamente especializado en el tráfico de drogas operaba desde viviendas que ocupaba de manera ilegal en la provincia de Alicante.

En el operativo han sido detenidas 13 personas, ocho hombres y cinco mujeres con edades comprendidas entre los 22 y 64 años; como presuntos miembros de la organización. Los agentes hallaron en el interior de una de las ubicadas en Busot, una sofisticada granja de minado de criptomonedas.

A los arrestados se les atribuyen los delitos de cultivo y elaboración de marihuana, tráfico de drogas, blanqueo de capitales, tenencia ilícita de armas, defraudación de fluido eléctrico y pertenencia a grupo criminal; según ha informado el instituto armado en un comunicado.

En los registros realizados los agentes se han incautado de varias armas ilegales; además de gran cantidad de sustancias estupefacientes, dinero y joyas, entre otros efectos. Además, los miembros del grupo, vinculados por lazos familiares; cuentan con numerosos antecedentes por delitos de tráfico de drogas cometidos por todo el país.

Los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 4 de Sant Vicent del Raspeig; que ha decretado el ingreso en prisión de cinco de los principales miembros de la banda. Entre ellos figuran un implicado en numerosas operaciones contra el tráfico de drogas, explotadas por la Guardia Civil de El Campello desde hace más de una década; y otro encargado de hacer llegar el hachís al resto del grupo.

Inicio de la investigación

A finales del pasado año, la Guardia Civil de El Campello inició una investigación en torno a una vivienda situada en la localidad de Busot; que se encontraba ocupada de forma ilegal, con la sospecha de que pudiera estar siendo empleada para traficar con drogas. Los primeros indicios pusieron a los agentes sobre la pista de un clan familiar altamente especializado en el tráfico de drogas y asentado en la zona.

Te puede interesar: Policía Nacional busca al conductor que arrolló a 3 jóvenes

Durante el transcurso de las averiguaciones; el Área de Investigación de El Campello comprobó que los posibles responsables hacían uso de otras dos viviendas, también ocupadas de forma ilegal, una de ellas en la misma localidad, Busot, y la otra situada en Monforte del Cid.

En las tres viviendas fueron localizadas plantaciones de marihuana además de otras sustancias estupefacientes y, en dos de ellas, armas de fuego. En la de Monforte del Cid, el grupo tenía una «guardería» de hachís; un almacén en el que los traficantes ocultan la droga durante escaso tiempo, para darle rápida salida en el mercado negro.

Medidas de seguridad

Los miembros de la organización empleaban importantes medidas de seguridad y tenían diferentes armas para su autodefensa. Además, en dos de los registros fueron halladas armas de fuego, incluso en uno los agentes intervinieron una pistola preparada y dispuesta para su uso.

Por otro lado, las plantaciones se encontraban aisladas al exterior mediante sellado con espuma de poliuretano y el uso de papel reflectante; para evitar la detección desde el exterior de las emisiones térmicas de las lámparas, del ruido y del olor.

Como resultado, han sido intervenidos 22 kilogramos de cogollos de marihuana secos y envasados para su venta; 334 gramos en placas de hachís, 18 gramos de cocaína, y 554 plantones de marihuana en fase de crecimiento. También 30 procesadores informáticos empleados en la granja de criptomonedas, dos vehículos empleados por la banda para la actividad delictiva; 1.090 euros en efectivo y numerosas piezas de joyería.

Asimismo, los efectivos se incautaron de dos armas de fuego cortas, ilegales, de calibre 9 milímetros modificadas, silenciadores acoplables a las armas de fuego; numerosa munición; cuatro armas blancas prohibidas y gran cantidad de material empleado para la actividad criminal.

Granja de criptomonedas

Una vez identificados los presuntos miembros del grupo, los agentes corroboraron que pertenecían a tres clanes, vinculados entre sí por relaciones de parentesco. En uno de los registros en las viviendas, los agentes hallaron en el interior de una de las ubicadas en Busot; una sofisticada granja de minado de criptomonedas, refrescada con aparatos para uso profesional.

Los agentes también intervinieron un ventilador industrial de más de un metro y medio de altura. Asimismo, La granja estaba abastecida de energía de forma ilegal, mediante un enganche al suministro eléctrico. Contaba con más de 30 procesadores. Además, el grupo estaban ampliándola e intervinieron numerosos dispositivos que conservaban el embalaje original.

Una granja de minería de criptomonedas es un sistema montado con diferentes aparatos informáticos con la finalidad de realizar transacciones con criptomonedas.

Con información de 20 minutos

Siguenos en nuestras redes:

Twitter: @Madridnews24es | Facebook: Madridnews24 | InstagramMadridnews24