Real Madrid – Manchester City: Los 10 protagonistas de un partidazo

0
153
FOTO: EUROPA PRESS

Real Madrid y Manchester City disputaron en el Bernabéu la ida de los cuartos de final de la Champions League en un partidazo a la altura de las expectativas.

Brilló la emoción, el entretenimiento y el fútbol en una montaña rusa de emociones donde pasó de todo desde el primer minuto.

Al final, la eliminatoria quedó totalmente abierta y se resolverá en Manchester en el encuentro de vuelta.

El Atlético de Madrid y la fortaleza del Metropolitano ante un Borussia imprevisible

Titubeante como visitante, el Atlético de Madrid enfoca a la fortaleza en su campo, el fervor de su afición y al partido de ida en el Metropolitano, tan crucial como repleto de presión para el conjunto rojiblanco, en los cuartos de final de la Liga de Campeones contra el Borussia Dortmund, tan irregular e imprevisible como él en este curso.

En un duelo bajo la amenaza yihadista, tras la foto que ha aparecido en páginas afines al Estado Islámico con el lema ‘Matadlos a todos’ y el nombre de los cuatro estadios que acogen los encuentros de ida de esta ronda, el Ministerio del Interior ha hecho un llamamiento a la tranquilidad y ha reforzado la seguridad, con más 2.000 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil desplegados en el partido.

En lo deportivo, no hay favorito visible. En la apariencia grisácea de ambos equipos en varios tramos esta temporada, pero también entre sus brillantes y puntuales momentos, sin que ninguno de los dos tenga asegurado su objetivo primordial de las cuatro primeras plazas en sus respectivas competiciones nacionales, alejados del título demasiado pronto y por debajo de las expectativas, surge la Champions.

Una oportunidad. Esquivados el Manchester City, el Real Madrid, el Arsenal o el Bayern Múnich, por el otro lado del cuadro, y pospuestos hasta unas hipotéticas semifinales el París Saint Germain de Kylian Mbappé o el Barcelona, los cuartos de final ponen al Atlético y al Borussia Dortmund ante el espejo, dentro de los vaivenes de ambos en toda esta campaña.

El Atlético es cuarto en LaLiga, con dos puntos de margen sobre el quinto; el Borussia Dortmund es quinto en la Bundesliga alemana, a la misma altura de la cuarta plaza del Leipzig. Los dos, a la vez, sólo han perdido uno de sus ocho duelos hasta ahora en la máxima competición continental hasta encontrarse de frente este miércoles.

El equipo de Diego Simeone, ante su victoria número 50 en la Champions si vence este miércoles al Dortmund, tan solo ha ganado cuatro de sus últimos doce encuentros entre todas las competiciones, aunque remontó un 1-0 al Inter y ganó 1-2 en su última visita al Villarreal. Son dos victorias en sus tres choques más recientes.

El bloque de Edin Terzic rompió el pasado sábado, con una derrota por 0-1 con el Stuttgart, con su mejor secuencia de triunfos de la temporada -cinco seguidos, incluido un 0-2 al Bayern Múnich-, pero su recorrido más allá describe un camino mucho más sinuoso: nueve victorias en sus últimos 20 partidos. A la vez, está invicto en cada una de sus nueve salidas más recientes. No pierde fuera desde el 6 de diciembre: 2-0 contra el Stuttgart.

El Metropolitano es vital para el Atlético. Ahí se ha sobrepuesto a cada fiasco como visitante, tan insistentes este curso. Cierto que ha perdido dos de sus últimos cinco choques allí, tanto como que allí desbordó y remontó al Inter, con la apoteosis final en los penaltis, pero tanto como que, antes, atravesó 33 partidos seguidos sin derrota, con 31 victorias.

Su ambiente volcánico es un aliciente. La vuelta en el Signal Iduna Park, donde le aguarda la misma ebullición en contra, con 81.000 personas en las gradas, lo presiona con fuerza para el compromiso de este miércoles, que marca invariablemente el camino para bien o para mal para el Atlético.

Es complejo doblegar al Dortmund, el equipo menos goleado de esta Liga de Campeones, con cinco tantos en contra y cuatro encuentros imbatido. Sólo lo ha vencido el París Saint Germain en esta Champions, el 19 de septiembre por 2-0. En otros torneos, el Stuttgart -tres veces-, el Leipzig, el Hoffenheim y el Bayern Múnich. Siete derrotas en 39 choques.

No es fácil tampoco batir a Gregor Kobel, su portero titular, reaparecido ante el Stuttgart después de dos encuentros de baja. Ni superar a Mats Hummels, el futbolista que más balones recupera y más pugnas gana en esta Liga de Campeones, o Julian Ryerson. Ni competir contra Marcel Sabitzer o Emre Can. Ni controlar a Julian Brandt, diferencial. Ni frenar el vértigo de Jadon Sancho y Karim Adeyemi, el jugador más rápido de la Champions. Ni marcar a Niklas Fullkrug, su rematador, que pondrá a prueba a Jan Oblak y su defensa.

Lo sabe el Atlético, que tiene listo a Antoine Griezmann, su figura, su máximo goleador en esta Liga de Campeones (suma seis tantos, igual que Mbappé, Harry Kane y Erling Haaland al inicio de los cuartos de final) y su futbolista diferencial. Ha marcado un solo gol en sus últimos once encuentros… Pero fue el que inició la remontada contra el Inter de Milán.

A su lado, Álvaro Morata retorna al once. Entre los dos han marcado once de los 19 goles con los que el Atlético se presenta en esta ronda como el segundo equipo más goleador del torneo, sólo superado por el Manchester City. El delantero internacional español tampoco atraviesa su mejor momento. Ha anotado una diana en los trece choques más recientes.

En el medio campo, Simeone apostará por la velocidad, la fuerza y la profundidad de Marcos Llorente, que recuperará su puesto más natural, como interior derecho. Koke Resurrección y Rodrigo de Paul, de vuelta tras su sanción ante el Villarreal, lejos de la mejor versión que demostró hace tres meses, compondrán el resto del medio campo, del que se cae Pablo Barrios de la probable alineación titular. Saúl Ñíguez seguirá como suplente.

César Azpilicueta entrará en el perfil izquierdo del centro de la defensa. Fuera Mario Hermoso, baja por lesión por tercer encuentro seguido, él será la novedad en esa línea, compuesta por Axel Witsel y José María Giménez, secundados en los carriles por Nahuel Molina, entre las dudas insistentes, y Samuel Lino, consolidado.

La portería será para Jan Oblak, héroe ante el Inter, pero sin su marco a cero en ninguno de los últimos ocho partidos, desde el 5-0 a Las Palmas del 17 de febrero; una de las cuatro victorias en los doce encuentros más recientes del equipo rojiblanco, que sufre las bajas de Memphis Depay y Thomas Lemar en el duelo de este miércoles, aparte de Mario Hermoso.

En el Dortmund, sin el extremo holandés Donyell Malen, su máximo goleador, que viene de una lesión y no está plenemente recuperado, Terzic podría repetir el equipo titular de los dos últimos partidos contra el Bayern y el Stuttgart, aunque en varias posiciones tenga algunas alternativas.

En el centro de la defensa vienen jugando Mats Hummels y Nico Schlotterbeck. La alternativa allí sería Niklas Süle. Otra variante sería una defensa de tres centrales. Lo ha hecho en algunos partidos, pero es poco probable este miércoles.

En el doble pivote, Marcel Sabitzer y Emre Can apuntan a la titularidad, con Felix Nmecha como otra posibilidad, mientras que en la media punta jugará previsiblemente Julian Brandt, con la segunda opción del veterano Marco Reus.

Lo más probable es que Terzic mantenga su once de los dos últimos choques, con Karim Adeyemi, una de sus principales armas en los encuentros más recientes por su velocidad, y Jadon Sancho por los extremos y con Niclas Fullkrug como rematador de referencia en el frente de ataque para el Metropolitano.

Con información | Telemadrid

Obtén información al instante, únete a nuestra comunidad digital

Síguenos en nuestras cuentas de Redes Sociales

Instagram: @madridnews24

Twitter: @madridnews24es

Facebook: Madridnews24