Madrid paraliza la tala de árboles y modificará el proyecto de ampliación de la L11 de metro

0
200
Foto: Cortesía

La Comunidad de Madrid ha paralizado la tala de árboles prevista en la zona de Madrid Río por la ampliación de la línea 11 (L11) de metro entre las estaciones de Plaza Elíptica y Conde de Casal. Así lo ha hecho constar la Consejería de Transportes e Infraestructuras a través de un comunicado difundido este lunes. 48 horas después de que una multitudinaria protesta vecinal en el antiguo parque de Arganzuela mostrara su rechazo a la desaparición de ejemplares en la ribera del Manzanares. 

El texto oficial asegura que se modificará el proyecto constructivo de la ampliación del suburbano. Aunque fuentes del departamento de Transportes han precisado que esta revisión no afectará a las estaciones previstas en el entorno del Manzanares y en el barrio de Comillas (Carabanchel). Las que llevan asociadas mayores apeos de árboles al localizarse en zonas verdes, que «se quedan donde están». 

Lo que se hará, han añadido, es ver de qué manera se pueden desarrollar las obras para que afecten «lo menos posible» al arbolado que existe en el trazado. Así como llevar a cabo un análisis para poder trasplantar «el mayor número de ejemplares posible». Por ello, en paralelo a la «paralización» de las talas anunciada por la Comunidad, se realizará «un análisis individualizado» de todos los árboles que estén situados en la zona de influencia del trazado.

El anuncio de este lunes se ha producido transcurridas 48 horas de la concentración en Madrid Río de los vecinos de los barrios afectados por las talas. Y también después de que el consejero David Pérez avanzara en la Asamblea que su departamento estaba trabajando en «optimizar» el proyecto de la L11 para «reducir» las talas de árboles.

El Ejecutivo madrileño también ha salido al paso este lunes de algunas informaciones que señalan que no se cumplió el procedimiento administrativo con este proyecto. El comunicado de Transportes subraya que el estudio informativo de la ampliación de la L11 entre Plaza Elíptica y Conde de Casal contaba, inicialmente. «Con tres alternativas de trazado». Tres estaciones de conexión (Palos de la Frontera, Conde de Casal y Atocha) y una única nueva estación en el entorno de Madrid Río. 

Te puede interesar: Zuckerberg ultima un servicio de suscripción de pago para Facebook e Instagram

«Tras salir a información pública y recoger las alegaciones», añade el Gobierno autonómico. «Se modificó (el proyecto) para añadir una nueva estación, la de Comillas, a petición de los vecinos y del Ayuntamiento de Madrid». Esta modificación, apunta el comunicado, ha contado en todo momento con el estudio de impacto ambiental. Que es obligatorio por ley para este tipo de proyectos. Y también con la declaración de impacto ambiental favorable. 

Durante la fase de redacción de proyecto, han reconocido, la estación de Madrid Río se desplazó unos metros. Lo que generó el rechazo vecinal al plantearse la parada en la zona verde y no junto al paseo de Yeserías. En los últimos días se ha venido denunciando desde algunos ámbitos que esta decisión se adoptó «para no cortar el tráfico rodado». Pero la Comunidad  rechaza que ese fuera el detonante.

Los cambios, agregan desde el Ejecutivo, se adoptaron por «distintos condicionantes técnicos». Por la modificación del trazado del túnel al incluir la estación de Comillas. Para evitar la cercanía con otras infraestructuras como el nudo de la M-30 en el puente de Praga y por la existencia de tuberías del Canal de Isabel II y líneas de alta tensión.

Con información de 20 minutos

Siguenos en nuestras redes:

Twitter: @Madridnews24es

Facebook: Madridnews24 

InstagramMadridnews24