La Generalitat decreta la suspensión de discotecas y salas de fiesta en toda Cataluña

0
732

La Generalitat ha ordenado la suspensión de discotecas a los ciudadanos, salas de baile y salas de fiestas con espectáculo en todo el territorio de Cataluña para prevenir y  frenar la propagación del coronavirus.

De esta manera,  quedan los locales quedan cerrados en toda Cataluña, como también  las actividades musicales con pistas de baile o espacios capacitados fuera de los establecimientos, en la cual se exige  cerrar a las doce de la noche los salones de juego, casinos y salas de bingo.

Por esta razón, en los municipios donde se han manifestado el número más alto en contagios de Covid-19 en los últimos días se establece también el horario de cierre a medianoche de restaurantes, bares, bares musicales y terrazas.

Además, el plazo de duración de las medidas se establece en 15 días y esta resolución entrará en vigor mañana, sábado 25 de julio. En la cual, todo ello el mismo día que el primer ministro francés, Jean Castex, pidió intensamente este viernes a sus ciudadanos que eviten viajar a Cataluña.

El ministro expreso lo siguiente «La situación en Cataluña muestra indicadores sanitarios degradados. Recomendamos vivamente a los ciudadanos franceses que eviten desplazarse allí mientras no mejore la situación en ese territorio», dijo Castex luego de la reunión del Consejo de Defensa encabezado por el presidente francés, Emmanuel Macron, para evaluar el avance del virus en Francia.

También, Castex expresó que están en contacto con las autoridades españolas y catalanas para que vigilen que el flujo desde España a Francia de igual forma se limite en la medida de lo posible.

Aunque, la Comunidad de Madrid no descarta la idea de volver a imponer prohibiciones en los cuatro ámbitos donde se han manifestado más casos de contagio por coronavirus en reuniones familiares, ocio nocturno y terrazas, ya que si continúa empeorando la situación. «Si hay que tomar medidas lo haremos, y si podemos anticiparnos, lo haremos»,  afirmó el vicepresidente, Ignacio Aguado, en declaraciones en La Sexta.