El Barça se lleva el superclásico con un recital de fútbol 

0
304
Foto: Cortesía

El Barça se lleva el superclásico con un recital de fútbol. Un verdadero repaso. Así fue el Clásico de la Supercopa de España, en el que el Barça fue muy superior (3-1) a un Real Madrid totalmente desactivado y superado al que la vuelta a la competición se le está haciendo bola. Un estelar Gavi lideró a los azulgranas, que suman su primer título en la ‘era Xavi’. 

El duelo de banquillos empezó con dos alineaciones con cuatro centrocampistas en los dos equipos. Xavi ganó la partida con su apuesta por De Jong en el medio, mientras que de nuevo poner a Camavinga de inicio no le dio resultados a Ancelotti. La batalla en esa zona del campo fue claramente para los blaugranas.

Pese a que la posesión estaba bastante repartida en el inicio del choque, lo cierto es que el Barça siempre dio más sensación de peligro. Lewandowski amenazó primero con un cabezazo y después con un latigazo que se encontró con una impre#sionante parada de Courtois, que tocó lo justo para desviar el balón y que diera en uno de los palos. Solo una buena ocasión tuvo el conjunto blanco en la primera parte. Mendy puso un centro perfecto que Benzema cabeceó desviado por poco.

La presión arriba del Barça le dio réditos en una mala salida desde atrás de Rudiger. El balón le llegó a Lewandowski, que vio llegando desde atrás a Gavi. El sevillano no falló y adelantó a los azulgranas.

La reacción blanca no llegó. Modric y Camavinga estaban perdidos y Kroos demasiado solo, el castigo del segundo parecía estar cerca de llegar y así fue. Gavi le ganó de nuevo la espalda a la defensa blanca entrando por la izquierda y su preciso centro encontró a Lewandowski, que batió a placer a Courtois.

El inicio del segundo tiempo no cambió nada. De hecho, recordó más a aquel 0-4 de hace casi un año en el Santiago Bernabéu. Los jugadores azulgranas llegaban como aviones al área madridista, cuya defensa hacía aguas. Especialmente retratado quedó Rudiger, cuya adaptación no está siendo como se esperaba. Una arrancada de Balde acabó con un remate de Dembélé al que respondió con un paradón Courtois, y poco después el portero belga tuvo que hacer otra gran intervención a remate de Lewandowski. El meta estaba evitando que su equipo llevara ya un buen saco de goles en contra.

Los cambios de Ancelotti no estaban funcionando. Al descanso había salido Rodrygo por Camavinga y Ceballos entró después y fue el que arriesgó demasiado en el pase que precedió al tercer gol. Robó de nuevo el Barça, Gavi profundizó de nuevo por la izquierda y su centro lo remató. También a placer, Pedri para poner el tercero en el marcador.

Te puede interesar: Una cámara de seguridad capta el paso de un tornado mortal en Estados Unidos

Asensio y Nacho entraron por un Kroos exhausto y un superado Carvajal, pero lo cierto es que el choque ya estaba totalmente decidido. La tuvo Rodrygo para reducir la diferencia, pero se encontró con otro porterazo: Ter Stegen hizo un paradón que evitó que el Real Madrid pudiera meterse en el partido.

Para el Real Madrid fue un quiero y no puedo, mientras que el Barça no quiso –o no supo– hacer más sangre. En el tiempo de descuento, Ceballos hizo una gran jugada y Benzema, a la segunda, hizo el gol del honor para los blancos. Que al menos maquillaron algo el resultado.

El título fue para el Barça, el primero de Xavi y que supone un espaldarazo muy necesario a un proyecto muy necesitado de alegrías así para consolidarse. La primera batalla de verdad entre los dos grandes deja como ganador indiscutible a los azulgranas y algo tocado a un Real Madrid donde ya empieza a asomar la palabra crisis.

Con información de 20 minutos

Siguenos en nuestras redes:

Twitter: @Madridnews24es

Facebook: Madridnews24 

InstagramMadridnews24