Claudia Ojeda afirma que «Solo se recicla el 1% de la ropa que tiramos»

0
138
Claudia Ojeda-madridnews24
Foto: GRAZIE

Que la sobreproducción, así como el consumo excesivo de moda, es de todo menos sostenible no es ninguna novedad. Sin embargo, leer las cifras sigue provocando algún que otro sobresalto. Cada año se venden 80.000 millones de prendas en el mundo y la industria textil es la segunda más contaminante del planeta. La madrileña Claudia Ojeda ha puesto el foco en esta realidad y se ha convertido en toda una revolucionaria.

Te puede interesar: Comunidad de Madrid disminuye tiempo de espera para operarse un 24%

Claudia Ojeda es la creadora de RUN TO WEAR y ha sido finalista de los eAwards NTT Data, los premios globales que apuestan por la innovación tecnológica. A través de una plataforma tokenizada de intercambio de prendas de segunda mano, se busca reducir gastos e impacto medioambiental en el sector textil. «Se trata de una aplicación para el intercambio de ropa con un sistema parecido al trueque. A cada prenda se le asigna un valor llamado Token con el que puedes conseguir otras prendas de ropa. Actualmente somos siete mil usuarias, principalmente mujeres, y más de cuatro mil prendas. Además, estamos comenzando a colaborar con marcas, añadiendo un gadget a las prendas para tener trazabilidad sobre su autenticidad, durabilidad y vida útil. El objetivo para los próximos años es sumar 70 marcas y esperamos conseguir 10 marcas premium europeas a primeros de 2024», explica la joven. También menciona que cada Token representa el valor de la prenda, pues es importante saber que detrás de cada una de ellas hay un trabajo y unos recursos limitados a los que debemos dar la importancia que merecen. En su página web se indica cómo realizar el proceso para formar parte del equipo: subir una foto de la prenda contando la experiencia con la misma; a continuación, el equipo de estilistas de la empresa la valorará con determinados tokens; y, finalmente, la prenda quedará disponible para todo aquel que sienta un flechazo por ella. De esta manera, llevar las etiquetas de RUN TO WEAR servirá como un pasaporte digital –informa del origen, la composición y el lugar de fabricación–, y como nexo de comunicación constante entre la marca y el usuario, siendo una ventana para que la marca lance mensajes exclusivos. Diseñadores españoles ya han confiado en este añadido que no hará otra cosa que sumar valor a su propia marca, véase el caso de Fernando Claro o la catalana emergente G·lem, entre otros.

Foto: MUJERES CIA

Esperanza de futuro

La experta en moda, Claudia Ojeda, se muestra optimista ante el futuro que le depara al sector textil. Ojeda hace referencia a las nuevas regulaciones a nivel europeo y español, como el Pacto Verde o la Agenda 20-30, que ponen en valor las claves de todo el proceso que supone la generación de prendas de ropa, incluyendo: la responsabilidad del productor, todas las empresas deberán hacerse cargo de su colección, lo que implica una tasa de trazabilidad para conocer su ubicación y posterior reciclaje; la prohibición de excedentes de stock; y el límite de durabilidad de las prendas. Europa también propone un pasaporte digital de producto para cada prenda, y a partir de 2027 todo esto será obligatorio.

Por su parte, desde la empresa de Claudia, trabajarán con el lujo accesible o lujo y que contengan historias que contar, desde la producción o la proximidad hasta el conocimiento del cómo y dónde se produce. «Queremos que se produzcan sinergias entre una comunidad que comparta valores. Actualmente hay muchas marcas que están naciendo, diseñadores emergentes y apuestas por el trabajo manual de calidad y respeto a quienes forman parte del proceso».

Premios eAwards

Claudia se muestra orgullosa por conseguir llegar a la semifinal, habiendo competido con todas las comunidades del país. Reconoce que este tipo de proyectos sirven de trampolín para hacerse eco de grandes ideas. RUN TO WEAR proyecta un largo camino por delante y ha recibido el aplauso de quienes apuestan por un futuro responsable y respetuoso con el medioambiente. «Lo más agravante del sector es que hay sobreproducción de prendas. De hecho, la mayoría de empresas fabrican un 40% que posteriormente no se pone a la venta. Hasta ahora se destruía y quemaba, por suerte ya no se podrá. Es inconcebible que solo se recicle el 1% de la ropa que tiramos, porque cuando llega a los vertederos no conocen sus compuestos y no se pueden reciclar. Cada año se tira a los vertederos 11 kilos de ropa por persona», manifiesta Ojeda.

Desde NTT Data informan a LA RAZÓN que en estos premios se buscan propuestas de emprendimiento tecnológico que sean innovadoras, escalables, sostenibles, que contribuyan a mejorar la calidad de vida y aporten soluciones a problemas ambientales a través de modelos de negocio digitales y/o del uso intensivo de la tecnología. Se trata de una competición internacional en la que los ganadores de cada país, además de lograr el premio local, compiten por el gran premio global dotado con 100.000 euros y un programa de aceleración por parte de NTT DATA. Este año, el ganador ha sido el malagueño Alejandro Ruiz, cuya propuesta pasa por la inteligencia artificial que reduce la huella de carbono, el tiempo y los sobrecostes en los procesos de construcción. Que los jóvenes tomen conciencia es, sin duda, motivo que celebrar.

Con información | LA RAZÓN

Síguenos en nuestras cuentas de Redes Sociales

Instagram: @madridnews24

Twitter: @madridnews24es

Facebook: Madridnews24