Científicos de Harvard detallaron cuáles son los alimentos que retrasan el envejecimiento

0
152
Foto: Getty Images/iStockphoto

En la búsqueda de la juventud eterna, la ciencia ha dirigido muchas de sus investigaciones hacia la alimentación como un factor crucial en el proceso de envejecimiento. 

En este sentido, un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard (Massachusetts, Estados Unidos) ofreció un análisis sobre los alimentos que podrían tener un impacto significativo en la ralentización del proceso de envejecimiento.

Uma Naidoo, médico y psiquiatra especialista en nutrición, se refirió a los tipos de alimentos que se deben incluir en la dieta no solo para la mejora de la salud física, sino también la salud mental.

¿Cuáles son estos alimentos?

Entre los alimentos recomendados por la doctora Naidoo se encuentran aquellos que tienen componentes con más fibra, debido a que es un factor clave en una dieta saludable y ofrece una variedad de beneficios para la salud.

La fibra, de acuerdo con la especialista, ayuda a mantener la regularidad intestinal y facilita su paso a través del tracto digestivo. Esto puede prevenir o aliviar el estreñimiento y promover la salud del colon al reducir el tiempo de tránsito de los desechos a través del sistema digestivo, lo que ayuda a disminuir el riesgo de cáncer de colon. 

Alimentos como el brócoli, espárragos, champiñones y arvejas son consideradas una buena fuente de fibra. Esto también incluye a frutas como manzanas, mientras que las legumbres como lentejas, caraotas, frutos secos y cereales como la avena, arroz integral y quínoa también contribuyen a una alimentación saludable.

Pescado graso

Los ácidos grasos omega-3 presentes en pescados grasos como el salmón, el atún y las sardinas han demostrado tener efectos positivos en la salud cardiovascular y cerebral, de acuerdo con diversas investigaciones. 

El equipo de Harvard respaldó la idea de que una dieta rica en estos ácidos grasos puede ayudar a prevenir el deterioro cognitivo relacionado con la edad y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, promoviendo así un envejecimiento saludable.

Verduras

Las espinacas, la col rizada y la acelga son definidas por nutricionistas como amplias fuentes de vitaminas, minerales y antioxidantes que combaten el estrés oxidativo y la inflamación, procesos que contribuyen al envejecimiento celular.

Además, las nueces, almendras, semillas de chía y semillas de lino son ricas en grasas saludables, proteínas, fibra y una variedad de vitaminas y minerales que pueden ayudar a mantener la salud cardiovascular y cerebral. 

Otras investigaciones sugieren que el consumo regular de nueces y semillas está vinculado a una menor inflamación y un menor riesgo de enfermedades crónicas asociadas con el envejecimiento.

Consumo de té

Las bebidas como el té verde no solo son conocidas por ser refrescantes, sino también por sus componentes antioxidantes. Entre esas están las catequinas, que pueden ayudar a proteger las células del daño causado por los radicales libres.

Por otra parte, estudios epidemiológicos de esta universidad estadounidense han relacionado el consumo de té verde con un menor riesgo de enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, cáncer y enfermedades neurodegenerativas.

Estos hallazgos respaldados por investigadores de Harvard destacaron la importancia de adoptar una dieta rica en alimentos frescos y nutritivos para promover un envejecimiento saludable. Sin embargo, los expertos advirtieron que la clave no está en consumir un único alimento milagroso, sino en seguir un patrón dietético equilibrado y variado, combinado con un estilo de vida activo y saludable.

Con información | El diario