Vecinos de Campamento piden hacer cumplir los límites de velocidad en el barrio

0
415

La Asociación de Vecinos de Campamento ha pedido al Ayuntamiento de Madrid que actúe en la zona con «las medidas oportunas para el cumplimiento de los límites de velocidad a 30 km por hora, tal y como indica la normativa municipal y estatal para vías de un carril por sentido».

La entidad vecinal ha descrito en un comunicado que el barrio «tiene un gran problema de tráfico debido a los más de 200.000 vehículos que rodean el triángulo del ruido y la contaminación«, formado por el Paseo de Extremadura (130.000 vehículos a diario), la carretera de Carabanchel-Aravaca (45.000) y la de Boadilla del Monte (30.000).

La asociación ha convocado para el martes 6 de julio una manifestación apoyada por la FRAVM, la Coordinadora Vecinal de Latina, Ecologistas en Acción y las plataformas Salvemos la Casa de Campo, Campamento Sí y Entorno Meaques-Retamares.

Para la Asociación de Vecinos de Campamento, la intensidad de tráfico que soporta el barrio supone «un grave problema para la salud de las personas debido a la contaminación atmosférica y al ruido, y también supone un aislamiento, una ruptura del barrio y un peligro por la posibilidad de accidentes».

Comparan el nivel de contaminación con el de Plaza Elíptica aunque «nunca aparezca en los ranking de zonas con mayor polución porque la estación de medición más cercana está a unos 4 kilómetros y dentro de la Casa de Campo«.

Han señalado también que la Carretera de Boadilla del Monte, con un carril por sentido y aproximadamente un kilómetro de longitud, «es una vía urbana por la que se debe circular a 30 km por hora, tal y como marca la normativa vigente» pero «esta velocidad sólo se respeta en los momentos de atascos en esta vía, sobre todo en horas punta».

«No es normal que por una calle de un carril por sentido circulen al día 30.000 coches. Esto supone una gran congestión siendo seguramente una de las vías que más trafico soporta con tan solo dos carriles», añaden desde la asociación.

La Asociación de Vecinos de Campamento sostiene que una ciudad que quiere apostar por una movilidad verde y sostenible «no puede permitir este tipo de infraestructuras porque afectan de forma muy importante a la salud y el bienestar de las personas». También han presentando propuestas para la Carretera Carabanchel-Aravaca

Con información de Telemadrid |