¿Tienen caducidad los huevos? Este es el tiempo de duración estimado

0
21
Huevos

¿Que podemos congelar muchos de los productos que tenemos por casa? Podemos y debemos, pero otros no. ¿Qué ocurre en el caso de los huevos, por ejemplo? ¿Aguantan o no aguantan hasta nuestra vuelta? Esto es lo que dicen los expertos. 

Con las vacaciones a la vuelta de la esquina -si no eres de los suertudos que están disfrutando de los merecidos días libres- nos encontramos en esa difícil tesitura de no comprar más comida de la que vayamos a consumir en los días que nos quedan en casa. 

Se trata de calcular la compra justa para evitar tener en casa comida de más que se estropee durante nuestra ausencia. Mientras algunas conservas como el atún y los encurtidos u otros ingredientes como la pasta o el arroz nos aguantan sin problema hasta nuestra vuelta, los productos frescos nos complican la situación. 

Huevos: mucho más que la fecha de caducidad

Lo primero que debemos tener en cuenta es cómo debemos conservar los huevos. Si en el supermercado están a temperatura ambiente, ¿por qué en casa debemos meterlos en la nevera?

«La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición advierte que es importante que los huevos no sufran cambios bruscos de temperatura. Por este motivo, los huevos en los comercios no están en la zona de refrigerados, ya que el contraste térmico al salir al exterior podría perjudicarles en mayor medida que el posible beneficio de guardarlos en frío en las tiendas. Eso sí, una vez llegues a casa, guárdalos en la nevera y no los saques más que para cocinarlos y comerlos», aseguran desde Pazo de Vilane. 

Para saber cuánto tiempo nos van a aguantar los huevos en el frigorífico, al igual que con el resto de ingredientes, basta con mirar la fecha de caducidad, aunque si esta no está clara, puedes recurrir a otros trucos. 

La fecha de consumo preferente es, como máximo, de 28 días desde la puesta, aunque podemos comprobar si el huevo se encuentra en buen estado de otra manera: comprobando si flota. 

«Solo tienes que llenar un vaso de agua y depositar dentro el huevo, con cuidado. Si cae al fondo, puedes comer el huevo con total tranquilidad, pues está fresco. Si se queda en medio, está perdiendo frescura; si flota, no es un huevo fresco«, aseguran desde Pazo de Vilane. 

El motivo de que flote es que a medida que envejece va introduciéndose aire en su interior, porque su cáscara se deteriora y sus membranas se despegan, aumentando la cámara de aire, explican desde esta explotación de huevos camperos. 

Con información de 20 Minutos

Siguenos en nuestras redes:

Twitter: @Madridnews24es | Facebook: Madridnews24 | InstagramMadridnews24