Pablo Iglesias dimite de todos sus cargos tras los resultados electorales

0
649

Los resultados de las elecciones de la Comunidad de Madrid se han cobrado ya la primera dimisión. Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos y candidato de la formación morada a la Presidencia regional, ha anunciado que abandona todos «sus cargos» tras unos resultados que ha calificado de «insuficientes» para conseguir arrebatar al Partido Popular el liderazgo que mantiene desde hace 26 años en la región.

En concreto, Unidas Podemos ha conseguido tres escaños más que en las pasadas elecciones de 2019, en las que se jugaba sobrepasar la barrera electoral del cinco por ciento y entrar en la Asamblea de Madrid, pero la suma de los votos obtenidos por los grupos progresistas -58 escaños- no da para una alternativa de Gobierno. «Nuestro resultado, aunque lo hayamos mejorado, es una suma insuficiente para ser alternativa de Gobierno a la derecha».

Te recomendamos: Protesta contra las dark kitchen en Cibeles

«No soy una figura que pueda contribuir a que Unidas Podemos consolide su peso institucional dentro de dos años en Madrid, es el resultado de que te hayan convertido en un chivo expiatorio que moviliza lo peor de quien odia la democracia, por eso he tomado esa decisión», ha explicado Iglesias en una rueda de prensa desde la sede de la formación morada en la que ha valorado los resultados de los comicios y ha felicitado a Más Madrid por unos resultados «magníficos».

«Hemos constatado en los últimos 15 días un incremento sin precedentes de la agresividad del PP y Vox y una normalización sin precedentes de los discursos fascistas en los medios, amenazas de muerte, deshumanización…» ha afirmado al tiempo que ha asegurado que se ha «convertido en un chivo expiatorio que moviliza los afectos más oscuros, más contrarios a la democracia y las bases materiales de la misma y, a partir de ahí, la inteligencia política tiene que estar por encima de otra consideración», ha añadido un Iglesias que dio la gran sorpresa en marzo cuando anunció que renunciaba a su puesto de vicepresidente para jugar la batalla política madrileña y «detener al fascismos» ante la posibilidad de que Vox pudiera entrar en el Gobierno regional.

Para conseguir este objetivo, Iglesias ofreció a Más Madrid, partido liderado por Íñigo Errejón, excompañeros en Podemos durante su fundación, concurrir juntos a las elecciones, pero Mónica García declinó la oferta del líder morado. Al final, quien abandonó Podemos por las disputas con Iglesias se ha acabado imponiendo al candidato Iglesias.

Tras una reunión con su ejecutiva, el aspirante de la formación morada ha apuntado que aunque ya no esté en las instituciones «seguirá comprometido con su país» y ha reconocido que Yolanda Díaz, actual vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo, es un buen perfil para continuar con el liderazgo del partido, que en el caso de la Comunidad de Madrid recae nuevamente en Isa Serra, quien puede seguir ostentando su cargo de diputada en la Asamblea de Madrid debido a que el Tribunal Supremo aún no se ha pronunciado sobre su recurso de inhabilitación.

Esta decisión de Iglesias llega después de que haya asegurado durante toda la campaña que recogería su acta de diputado aunque no se consiguiera articular una mayoría suficiente por parte del bloque de izquierdas. Su fecha límite la ponía en 2023, cuando se tendría que celebrar un congreso para elegir al sustituto de Iglesias ya que había asegurado que no se presentaría a la reelección. Pero no será así.

Siguenos en nuestras redes:

Instagram: @Madridnews24

Twitter: @Madridnews24es

Facebook: Madrid News 24