Familias de las víctimas critican la lenta actuación policial en la masacre de Uvalde

0
33
Foto: Cortesía

Las críticas hacia la actuación policial durante la masacre en una escuela primaria de Uvalde aumentaron este jueves. Localidad de Texas, donde las autoridades locales reconocieron que el atacante entró al edificio sin encontrar oposición.

Mientras en la plaza central de Uvalde continuaban los actos solemnes en memoria de los 20 niños y dos maestras asesinados en el tiroteo del martes; a unos kilómetros de distancia, las autoridades enfrentaban cada vez más preguntas sobre su respuesta a lo ocurrido.

«Nuestro trabajo es informar sobre los hechos y tener respuestas, pero todavía no las tenemos»; admitió en una rueda de prensa el director regional para el Sur de Texas del Departamento de Seguridad Pública estatal, Víctor Escalón.

Una frustración creciente

La impresión de que la Policía actuó lenta o indebidamente se ha reforzado en las redes sociales y entre algunos residentes de Uvalde; sobre todo después de que las autoridades confirmaran que el atacante pasó hasta una hora atrincherado en un aula antes de ser abatido a tiros por los agentes.

En internet circulan varios videos grabados el martes en los que se ve a padres y familiares de alumnos en las inmediaciones de la escuela gritando y enfrentándose a la Policía por, a su juicio; no estar interviniendo mientras en el interior se está produciendo un tiroteo.

Una de las madres llegó a ser esposada por la Policía porque quería entrar en el centro; algo que finalmente logró hacer y sacar a su hija, que no estaba en el aula donde se atrincheró el asaltante.

Te puede interesar: Tiroteo en escuela de Texas deja al menos 21 muertos, 19 de ellos niños

Las autoridades explicaron que, al contrario de lo que indicaron horas antes fuentes del distrito escolar; no hubo un enfrentamiento entre un guardia de seguridad y el atacante, Salvador Ramos; cuando éste entró a la escuela primaria Robb hacia las 11.40 de la mañana del martes.

«No es verdad. (Ramos) Entró a la escuela sin oposición«.

Y reconocieron además que «aparentemente» el cerrojo de una de las puertas de la escuela estaba abierto cuando Ramos llegó al centro por razones que todavía se investigan.

Le abatió la patrulla fronteriza

Tras disparar a su abuela en la cara en su casa, Ramos se subió a un vehículo y condujo hasta las cercanías de la escuela primaria; donde se estrelló su automóvil alrededor de las 11.28 de la mañana.

Desde allí caminó con un rifle y munición durante doce minutos hasta que entró en la escuela, sobre las 11.40 hora local. Cuatro minutos más tarde, la policía irrumpió en el colegio.

En su recorrido a pie hasta el centro escolar, Ramos disparó contra dos personas que se encontraban en una funeraria en la calle de enfrente; sin causarles heridas.

Cuando los agentes de la Policía local llegaron al lugar, oyeron disparos e identificaron el aula en que se encontraba el agresor; pero no pudieron acceder a ella porque Ramos abrió fuego contra ellos cada vez que lo intentaron.

Esos agentes pidieron refuerzos e iniciaron la evacuación de estudiantes y profesorado del resto del colegio; mientras Ramos seguía atrincherado en un aula donde disparó indiscriminadamente contra los asistentes; matando a los 19 niños y dos maestras e hiriendo a otros tantos.

Fue aproximadamente hacia las 12.40 cuando llegaron los agentes especiales de la Patrulla Fronteriza y lograron abatir al tirador. La presencia de la patrulla fronteriza se explica en que Uvalde es un lugar de entrada de migrantes sin papeles y porque muchos tenían hijos en la escuela que sufrió el asalto.

¿Cómo puede ser?

Muchos vecinos de Uvalde no entendían por qué; a pesar de que el distrito escolar había duplicado recientemente su presupuesto de seguridad y formado a agentes para reaccionar ante tiroteos; no hubo una respuesta más rápida el martes.

«Hay que entrenar a nuestros agentes de Policía para que sean capaces de responder a algo como esto en lugar de esperar«; afirmó a EFE el párroco Daniel Myers, que acudió este jueves a rezar a la plaza central de Uvalde, donde se han instalado 21 cruces en honor a los asesinados.

Myers aseguró que el martes se acercó a la escuela junto a su esposa y se encontró «una situación de toma de rehenes»; en la que nadie explicó a los familiares qué estaba ocurriendo hasta que el gobernador de Texas, Greg Abbott; salió en la tele y «anunció el número de víctimas».

«¿Cómo puede ser que no lo supiéramos antes? Había una abuela a las 10 de la noche que todavía no sabía dónde estaba su ser querido», lamentó.

Su queja era similar a la de Ryan Ramírez; cuya hija de diez años Alithia falleció en el tiroteo y que en una vigilia este miércoles dijo estar «bastante molesto» porque la «mayoría de los padres se enteraron» de lo ocurrido a sus hijos «hacia las 11 de la noche» del martes.

Myers, que este jueves llevó comida a una familia que había perdido dos niños en el tiroteo; insistió en que las explicaciones de las autoridades, por ahora, no son suficientes.

«Espero que el Departamento de Policía de Uvalde haya aprendido algo de todo esto, y que emprenda cambios«, recalcó el párroco.

Al parecer el FBI habría abierto una investigación para tratar de entender qué fallo en la respuesta al asalto a la escuela; a nivel policial, por qué permaneció una hora atrincherado Ramos y cómo es posible que no actuaran los equipos de intervención policial especial.

Mientras, las familias continuaban este jueves los preparativos para los funerales de las víctimas, que aún no tienen fecha fija; y la Casa Blanca anunciaba que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, visitará Uvalde este domingo junto a su esposa, Jill.

Con información de 20 minutos  

Siguenos en nuestras redes:

Twitter: @Madridnews24es | Facebook: Madridnews24 | InstagramMadridnews24