Estos ejercicios podrían ayudarte a mejorar la circulación sanguínea

0
222
Ejercicios insuficiencia cardíaca-madridnews24
Foto: SALUD PHARMEX

La insuficiencia cardíaca es una enfermedad que puede desarrollarse a cualquier edad y en muchos casos, es posible prevenirla y tratarla con ejercicios.

Esta se produce cuando el corazón no puede bombear con la eficiencia que debería y se torna demasiado débil o rígido, por lo que ya no puede mantener las exigencias para bombear sangre a todo el cuerpo.

Ejercicios para curar la insuficiencia cardíaca

Sabemos que el corazón bombea sangre a todas las partes del cuerpo y es la encargada de suministrar oxígeno y nutrientes a todo el cuerpo y eliminar el dióxido de carbono y los elementos residuales.

Te puede interesar: Conoce las consecuencias graves de ingerir bebidas azucaradas

El músculo de la pantorrilla juega un papel crucial en el sistema circulatorio de nuestro cuerpo y la circulación de la sangre en las piernas se puede mejorar a través de varios ejercicios.

Foto: Cortesía | Ejercicios para curar la insuficiencia cardíaca

Lo positivo es que algunos de ellos se pueden realizar mientras estamos sentados en nuestros escritorios, mientras estamos de pie y algunos incluso se pueden realizar mientras estamos acostados.

Los 5 mejores ejercicios para las piernas que pueden mejorar la circulación sanguínea y son fáciles y convenientes son los siguientes:

Caminar

Caminar a paso rápido ligero es muy beneficioso para aumentar la flexibilidad del cuerpo. Al conseguir movimiento, aumenta la circulación de la sangre.

Flexiones de rodilla

Este ejercicio se puede hacer mientras estás acostado. Dobla una rodilla mientras estás acostada y apunta a tocar tu pecho. 

Foto: Cortesía | La insuficiencia cardíaca es una enfermedad que es posible prevenirla y tratarla con ejercicios.

Intenta todo lo que puedas. Hazlo con ambas piernas alternativamente durante 20 veces en total.

Estiramiento con rodillo de espuma

Es excelente para tonificar y acondicionar los músculos de las piernas. Mientras estás sentado, coloca un rodillo de espuma suave debajo de los tobillos y enróllalo. Alternativamente, incluso puedes colocar el rodillo debajo de los muslos para fortalecer los isquiotibiales.

También puedes enrollarlo debajo de tus pies para reducir el problema de pies excesivamente fríos durante el invierno.

Sentadillas

Párate con las manos estiradas directamente frente a ti. Colócate en una posición similar a la de una silla con las rodillas ligeramente flexionadas. La espalda debe estar recta y la presión debe sentirse en los músculos centrales y de los muslos.

Foto: Cortesía

Después de mantener esta posición durante unos segundos, vuelve a la posición inicial. Repite esto unas cuantas veces.

Elevaciones de talón

Párate derecho y levanta lentamente los talones para estar de puntillas.

Baja los talones lentamente y repite varias veces. Sostén un apoyo firme como una silla resistente si no está seguro de su equilibrio.

Síntomas del Parkinson pueden reducirse con ejercicio

De acuerdo al sitio Parkinson.org, en los Estados Unidos, hasta un millón de personas viven con esta enfermedad y alrededor de 60,000 estadounidenses son diagnosticados cada año.

Sin embargo, explican que esta cifra no refleja los miles de casos que pasan desapercibidos, ya que la incidencia del Parkinson aumenta con la edad.

Foto: Cortesía

Hasta ahora, la ciencia no ha encontrado la cura para la enfermedad de Parkinson pero múltiples estudios han demostrado que el ejercicio puede aliviar los síntomas y retrasar la progresión.

Un estudio publicado en la Biblioteca Cochrane, dirigida por la Dra. Elke Kalbe, profesora de psicología médica en la Universidad de Colonia, Alemania, analizó datos de casi 8,000 personas en todo el mundo con Parkinson.

Encontraron que quienes hicieron actividad física mostraron “mejoras leves a grandes” en las habilidades motoras y la calidad de vida, comparados con los que no hicieron ejercicio.

El crossfit como aliado contra el parkinson

Fox News Digital reseñó la historia de un nativo de Belfast, Irlanda, llamado Scott Hanley. Que con 57 años comenzó una nueva rutina de ejercicios que según comentó, le ha cambiado la vida.

Hanley contó que cuando fue diagnosticado por primera vez, su Parkinson todavía estaba en las primeras etapas: nivel 2, siendo el nivel 5 el más avanzado.

Los médicos le advirtieron respecto a una progresión de la enfermedad y que había muy poco que pudieran hacer para causarle mejoría.

Por ello decidió probar las clases de CrossFit, que incorporan ejercicios de fuerza y ​​acondicionamiento de alta intensidad. Estas mejoran la resistencia cardiovascular/respiratoria, la fuerza, la flexibilidad, la potencia, la coordinación, la agilidad, el equilibrio y la precisión.

Con información de | La Opinión

Obtén información al instante, únete a nuestra comunidad digital

Síguenos en nuestras cuentas de Redes Sociales

Instagram: @madridnews24

Twitter: @madridnews24es

Facebook: Madridnews24