El aislamiento del segundo trimestre aplastó la economía española un 18,5 %

0
697

La economía española ha registrado una caída histórica del 18,5 % en el segundo trimestre del año respecto al primero, a resultado del aislamiento establecido para tranquilizar la pandemia producida por el COVID-19. Así lo ha comunicado el Instituto Nacional de Estadística.

Asimismo, se trata de la mayor contracción desde el inició de la serie del INE en 1970 y es 13,3 puntos superior a la segunda mayor derrumbe trimestral de la serie, que fue el 5,2 % patentado en el primer trimestre.

En recesión tras dos trimestres de caída

De esta manera, al sumar dos trimestres de caídas la economía española ha dado un paso técnicamente en recesión. En embargo, todo registra a que será temporal, ya que para el tercer trimestre los expertos pronostican un repunte del PIB, si bien para el conjunto del año el balance será negativo, con una sospecha de caída del 9,2 % por parte del Gobierno.

El progreso del PIB entre el mes de abril y junio es resultado de una contribución negativa de la demanda nacional (consumo e inversión) de 16,6 puntos y de la demanda externa (exportaciones e importaciones) de 1,9 puntos.

El empleo cae un 22%

Por otra parte, el empleo medido en horas laboradas ha caído un 21,4 %, la cual es una ruina superior a la destrucción de puestos de trabajo semejantes a tiempo completo, que redujeron un 17,7 %.

Por lo tanto, el gasto de las residencias se desplomó un 21,2 %; la inversión, un 21,9 %; la inversión en vivienda y construcción, un 25 %; y la inversión en bienes de equipo, un 25,8 %, la cual se indica que todas caídas sin precedentes en la serie histórica.

El gasto del consumo de las administraciones públicas creció un 0’4%

De manera que, el gasto en consumo de la administraciones públicas subió un 0,4 %, 1,4 puntos  menos que el trimestre anterior, pero aún encadena catorce trimestres al alza.

Además, las importaciones cayeron un 28,8 %, en línea con la depresión del consumo de los hogares, mientras que las exportaciones se aplastaron un 33,5%.