Cubiertas arrancadas, apagones, carreteras cortadas… Juliette deja numerosas incidencias

0
280
Foto: Cortesía

Juliette deja numerosas incidencias, pocas comunidades se han librado este martes de las consecuencias de la borrasca. Las nevadas en cotas muy bajas -incluso a nivel del mar-, las gélidas temperaturas, las lluvias torrenciales, las rachas de viento huracanado y el temporal marítimo han causado multitud de incidencias en numerosos puntos de la Península ibérica. Pero si hay una región especialmente afectada es Baleares. 

Palma de Mallorca amanecía por la mañana con grandes socavones en dos de sus avenidas principales: en la céntrica Conde de Sallent y en Gabriel Roca, en el paseo marítimo. Ambos han provocado averías en las canalizaciones y han obligado a cortes de tráfico y a reorganizar la circulación. En el primer caso, el hundimiento del asfalto ha dejado un boquete de ocho metros de diámetro y seis de profundidad. Solo unos pocos abonados que tienen servicio directo de la arteria de agua afectada se han visto afectados por cortes de suministro. Aunque ha habido una bajada de presión en la zona centro mientras ha durado la reparación. 

Además, se está examinando el estado del óvalo colector de aguas sucias para ver si hay otros problemas. Es una infraestructura cimentada de los años cincuenta que ha salido a la luz con el agujero, y que «probablemente se tenga que reparar». «La duración de las reparaciones dependerá de lo que podamos encontrar. Puede ir de dos o tres días a una semana o más». Ha informado Ramón Perpinyà, presidente de la empresa municipal Emaya. 

El segundo gran socavón ha tenido lugar a la altura de la antigua discoteca Pachá. En este punto hay un colector de presión que lleva aguas residuales hasta la depuradora. Se trata de una tubería metálica y en uno de los tramos estaba afectada por óxido. En este punto ha reventado, «muy probablemente porque iba más cargada de lo habitual» por las fuertes precipitaciones. La intención era reparar esa avería a lo largo del día, pero para asfaltar habrá que esperar a que pasen las lluvias.

El Ayuntamiento de la ciudad trabaja en esos dos grandes boquetes mientras vigila un tercer agujero de menores dimensiones en la avenida Alexandre Rosselló, frente a El Corte Inglés, que «no tiene por qué hundirse más» como los otros dos, según han explicado desde el Consistorio. En este agujero no hay constancia de que el movimiento haya afectado a las canalizaciones y, en principio, afectaría solo al firme. El hueco se rellenará y compactará y cuando remitan las lluvias se reasfaltará. La zona se ha acordonado.

Rescate de personas

El temporal está complicando la movilidad también en las carreteras. Además de la lluvia, las nevadas han sido «muy destacables», con la cota a solo 100 metros. El Consell de Mallorca ha pedido «extremar la precaución en los desplazamientos y evitar aquellos que no sean por causa de fuerza mayor. Para que no se provoquen situaciones de riesgo o inseguridad, sobre todo en la zona de la Serra».

Dada la situación, el Govern balear ha solicitado la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para ayudar en las tareas de acondicionamiento de las carreteras de la Serra de Tramuntana, al norte de Mallorca. Y poder evacuar a las personas incomunicadas en el santuario de Lluc. Su llegada está prevista para este miércoles a primera hora.

Te puede interesar: El veto a TikTok coge forma: Canadá se une a Estados Unidos y a la UE en su prohibición

La UME se sumará así al amplio dispositivo activado por la Guardia Civil para rescatar a personas y ordenar el tráfico debido a la intensa nieve y a la lluvia. El lunes por la noche fueron auxiliados los pasajeros de un autobús que quedó atravesado en mitad de la carretera de Valldemossa. También fueron evacuados cuatro trabajadores que quedaron aislados en una embotelladora del Coll de Sóller, mientras que de la urbanización de Crestatx de Sa Pobla fueron rescatadas otras cinco personas por la cantidad de agua que llevaba el torrente de Siurana.

Además, los agentes recogieron a una familia de cuatro miembros, entre ellos dos menores, que vieron cómo un pino cayó sobre su caravana en Menut. Otras seis personas fueron encontradas en coches atrapados cerca de esa misma zona. En resumen, Emergencias ha evacuado hasta Pollença a dos familias que se encontraban aisladas por la nieve en la zona recreativa de Menut y a otras 20 que estaban en Lluc. 

En estas intervenciones participaron también los bomberos, que en total, hasta las 17.00h habían tenido que atender más de 250 incidentes relacionados con Juliette. Entre esas emergencias se encuentra la caída del techo del polideportivo de Capdepera, donde el viento ha alcanzado rachas superiores a los 120 kilómetros por hora. El viento ha arrancado igualmente la cubierta de la gasolinera del Port de Cala Rajada y ha provocado daños en embarcaciones en los puertos de Sóller y Pollença. 

El Servicio de Emergencias 112 Baleares por su parte ha registrado 413 incidencias hasta las 18.00h. De ellas, 368 se han dado en Mallorca; 22, en Menorca y cinco, en Ibiza. Caídas de árboles, inundaciones de bajos y asistencias de otro tipo en carreteras han sido los sucesos más atendidos. 

También se han desbordado tres torrentes en Mallorca -el Torrent de Can Burguès (Pollença), el torrente de Artà. A su paso por el polígono, y el torrente de Son Verd (Binissalem)- y ha habido interrupciones del suministro eléctrico en Alaró, Vilafranca, Montuïri, Felanitx, Orient, Selva, Alqueria, Alaró, Alfàbia, Valldemossa, Pollença y Port d’Alcúdia. Igualmente ha estado cerrado el puerto de Mahón que ha reabierto al tráfico por la tarde pero sin registrar actividad marítima dado que las navieras han suspendido los trayectos. El estado del mar sigue agitado y se han registrado olas de más de cinco metros de altura.

Más de 600 km afectados

Fuera del archipiélago, a media mañana de este martes, la situación de las carreteras en la Península había mejorado y era necesario circular con precaución solo en dos de la red principal a causa de la nieve: la A-67 a su paso por Pesquera, en Cantabria, y en la AP-1 a la altura de Cardeñajimeno, en Burgos.

Del resto de vías, algo más de 600 kilómetros continuaban afectados por la nieve. De los cuales casi 500 requerían cadenas en determinados tramos o estaban puntualmente cortados al tráfico. Especialmente en zonas de montaña de comunidades como Asturias, Aragón, Cantabria y Castilla y León.

En las provincias de Cuenca y Guadalajara hasta 30 rutas escolares se han visto afectadas por el hielo y la nieve. Según datos de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, en el caso de Cuenca han sido 18 las rutas afectadas, dejando sin clase a 152 alumnos. En Guadalajara han sido 12 los trayectos que no han podido efectuarse, lo que ha provocado que 120 escolares no pudieran asistir a las aulas.

En las últimas horas, la nieve se ha dejado ver en zonas costeras de la mitad norte. Por ejemplo en ciudades como San Sebastián o en el Mediterráneo, en puntos de la costa de Tarragona o en Barcelona. En el caso de la ciudad condal, se ha producido la nevada más intensa desde marzo de 2018.

El temporal continúa

De cara a este miércoles, se prevé un arranque de la primavera meteorológica «realmente fría», según Del Campo, con temperaturas mínimas de nuevo muy bajas. Inferiores a los 8 o 10 grados bajo cero en zonas de montaña y probablemente también en páramos. Serán mínimas entre 5 y 10 grados por debajo de lo normal para la época del año en la mayor parte de la Península y las máximas también serán frías, ha explicado el portavoz de la Aemet.

Habrá nevadas a partir de unos 200 metros, o puntualmente incluso por debajo, en el este de Galicia, interior de Asturias, Cantabria, norte de Castilla y León. No se descartan además en cotas bajas del País Vasco y norte de Navarra. También puede haber algún chubasco en el área de Levante y en Baleares. Con una cota de nieve que se situará en torno a unos 500 o 600 metros.

Con información de 20 minutos

Siguenos en nuestras redes:

Twitter: @Madridnews24es

Facebook: Madridnews24 

InstagramMadridnews24