El acusado del triple homicidio de Morata de Tajuña mata a su compañero de celda

0
96
FOTO: EFE

El hombre de nacionalidad paquistaní de 42 años detenido el pasado 22 de enero y encarcelado por la muerte de los tres hermanos de Morata de Tajuña (Madrid) ha matado presuntamente a su compañero de celda en la prisión madrileña de Estremera, han informado fuentes de la investigación. Lo ha hecho, al parecer, con una mancuerna, con la que golpeó a la victima en la cabeza.

Dilawar Hussein F.C. ingresó el pasado 24 de enero en el módulo 12 de la cárcel de Estremera, considerado de presos conflictivos.

Desde Instituciones Penitenciarias han indicado que los hechos, cuya investigación han asumidos los agentes de Policía Judicial de la Guardia Civil, han ocurrido sobre las dos y media de la madrugada. En ese momento los funcionarios del centro penitenciario han avisado al juez de guardia, al médico forense y a los investigadores del instituto armado, que están practicando las primeras diligencias en el lugar del crimen.

Fuentes penitenciarias han señalado a Telemadrid que Hussain no estaba en el protocolo anti suicidios y, por tanto, no tenía preso sombra o de acompañamiento. La víctima era su compañero de celda.

De momento, no se confirma que el objeto utilizado en el crimen sea una mancuerna, pero si precisan las mismas fuentes que en el mundo carcelario este objeto no es lo mismo que entendemos en la calle. Una mancuerna es un objeto de fabricación casera hecho con objetos encontrados a mano para hacer ejercicio Supercopa, no una pesa de gimnasio.

Fue arrestado el 22 de enero tras entregarse en dependencias de la Guardia Civil y confesar que había matado a los tres hermanos de la localidad madrileña de Morata de Tajuña.

Los cuerpos se habían hallado días antes de su confesión aunque, según relató en sede judicial, los había matado el 17 de diciembre con una barra de hierro, es decir, un mes y un día antes de que sus cuerpos fueran encontrados con quemaduras y en proceso de descomposición.

Ingresó en la cárcel de Estremera, donde el año pasado ya estuvo recluido durante varios meses por agredir con un martillo en la cabeza a Amelia, una de las hermanas fallecidas. En el juicio fue condenado a una pena de dos años y quedó en libertad al carecer de antecedentes. La causa por triple homicidio de Morata de Tajuña sigue avanzando a medida que los investigadores tratan de despejar las «lagunas» que, a juicio del juez instructor, dejó el investigado en su declaración. Entre ellas, dónde se desprendió del arma homicida, que tenía una o varias puntas dadas las heridas incisas que presentaban los cadáveres, según informaron a EFE fuentes próximas a la investigación. También duda de qué empleó para prender fuego a los cuerpos de las víctimas -aunque tiene claro que lo hizo «con ánimo de dificultar la investigación»- y si contó con la colaboración de otra persona en el momento del crimen.

Con información | Telemadrid

Obtén información al instante, únete a nuestra comunidad digital

Síguenos en nuestras cuentas de Redes Sociales

Instagram: @madridnews24

Twitter: @madridnews24es

Facebook: Madridnews24