Gobierno explica plan de retorno a las universidades, con 50% de aforo

0
605

Tras el anuncio de las medidas y protocolos de seguridad para la vuelta al cole, la vuelta al entorno laboral y la vuelta al uso habitual del transporte público, el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha anunciado las medidas y líneas que van a seguirse para asegurar un retorno seguro a las aulas universitarias.

El vicepresidente regional, Ignacio Aguado, y el consejero de Ciencia y Universidades, Eduardo Sicilia, han informado sobre ello en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, celebrado hoy en la Real Casa de Correos. Tal y como han expuesto, se trata de un paso más para lograr “un entorno seguro, con una adaptación académica adecuada y un refuerzo tecnológico” que mantenga el nivel educativo de las 14 universidades públicas y privadas.

Estas, haciendo uso de la autonomía de la que gozan, han acordado un calendario escalonado de inicio de curso en coordinación con la Consejería que va del 7 al 28 de septiembre. Así, durante los próximos días, alrededor de 303.000 estudiantes van a volver a las aulas de las 14 universidades de la Comunidad de Madrid. A ellos se sumarán más de 16.000 profesores e investigadores y otras 11.000 personas de administración y servicios.

Calendario escalonado

Los primeros en volver a las aulas serán los de la universidad Politécnica de Madrid, la Universidad Autónoma y la Universidad de Comillas, que regresarán el lunes 7 de septiembre. Para el 14 de septiembre está previsto el comienzo de la Universidad Carlos III, la Universidad Nebrija, la Universidad Europea y la Universidad CEU-San Pablo.

Al día siguiente, el 15 de septiembre, será el turno de la Universidad Villanueva. El 21 de septiembre, la Universidad Alfonso X el Sabio (UAX) y la Universidad Francisco de Vitoria. Y para el 28 de septiembre la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Rey Juan Carlos, la Universidad de Alcalá y la Universidad Camilo José Cela.

Asimismo, ambas partes han pactado unas «grandes líneas de actuación», dentro de un «modelo de docencia híbrido», que contemplan limitar la presencialidad al 50 por ciento de la capacidad prevista en las aulas y campus. Este formato se basa en dar el contenido teórico a través de plataformas on line, mediante actividades «síncronas y asíncronas», y el contenido práctico de forma presencial, con grupos reducidos, distancia interpersonal y mascarilla. El ‘Plan Campus Seguro’ plantea la posibilidad de que, «solo si fuese necesario», los contenidos prácticos se podrían concentrar en el segundo cuatrimestre.

Otra medida para evitar aglomeraciones son los «horarios deslizantes» para evitar concentraciones de entrada, al igual que la señalética en espacios exteriores e interiores, incluyendo en asientos y en mesas. En este sentido, «en todas las aulas estará señalizado el número máximo de estudiantes que pueden ocuparlas», con una distancia de seguridad de dos metros entre profesores y estudiantes y de 1,5 metros entre estudiantes.