Francia se cita con Argentina tras ganar a Marruecos

0
304
Foto: Cortesía

Francia se cita con Argentina tras ganar a Marruecos. La vigente campeona no falló y repetirá final en busca de lograr algo que no sucede desde 1962: ganar dos Mundiales consecutivos. Francia se aferró a su oficio y talento individual para, con dos zarpazos, acabar con la rebelión marroquí y citarse con Argentina. 

El duelo entre Messi y Mbappé, el más esperado, está servido. Marruecos, por su parte, se va con la cabeza muy alta. Tras hacer historia y convertirse en el primer semifinalista de la historia del continente africano. Ayer plantó cara y estuvo muy cerca por momentos de lograr el empate. Honor para ellos.

Hizo el conjunto de Deschamps un planteamiento inteligente. Sabedor de que el muro defensivo marroquí es casi infranqueable, cedió de inicio el balón. Y el premio llegó antes de lo esperado. Griezmann ganó la espalda de la adelantada zaga alauí, su centro lo remató Mbappé y en el rechace, Theo Hernández se sacó un acrobático remate para mandar el balón a la red.

No habían pasado ni cinco minutos, y Francia ya estaba por delante. Así, a Marruecos le tocaba un plan distinto al que estaba acostumbrado, el de ir a por el gol. Y demostró entonces todas sus virtudes. Un disparo lejano de Ounahi se encontró con una gran mano de Lloris, que evitó el gol con un paradón. Y la respuesta gala llegó en una contra de Giroud que acabó con el balón estrellándose en el palo tras un zurdazo del delantero.

Te puede interesar: España defiende ante la ONU para crecer: busca añadir a su superficie 500.000 km²

Francia encontraba espacios sin demasiadas dificultades, y de nuevo casi encuentra el segundo. Tchoauméni lanzó a Mbappé y el del PSG, con una gran potencia, superó a su par y definió con dificultades. En la continuación de la acción, Giroud no marcó por apenas unos centímetros. Eso sí, el tramo final de la primera parte fue un asedio del que se libró por poco el vigente campeón. 

Théo Hernández celebra su gol ante Marruecos.
Théo Hernández celebra su gol ante Marruecos.

Varios córners seguidos casi acaban en el empate, especialmente uno en el que una chilena de El Yamiq acabó en el palo. Lloris, con la yema de los dedos, evitó el que hubiera sido el mejor gol del Mundial. Tras el descanso, el dominio marroquí se acrecentó. Por la derecha hacían mucho daño Achraf y Ziyech, mientras que por la izquierda era Boufal el protagonista. Sin embargo, sus buenas acciones no encontraron el remate final.

El momento de Marruecos pareció pasar, y entonces apareció Mbappé. Dos carreras suyas dejaron claro que tenía ganas de sentenciar el partido, hasta que lo hizo. Un impresionante eslalon dentro del área acabó en un remate que tocó en un zaguero rival. El balón se quedó suelto en el área y Kolo Muani, que acababa de entrar en el campo por Dembélé, no tuvo más que empujar el balón a la red para hacer su primer gol como internacional.

Marruecos sabía que lograr el empate era ya una utopía, pero nunca dejó de apretar, de empujar, y casi pone emoción al tramo final tras un jugadón de Abde. No lo logró, la final era de Francia. El domingo espera un partidazo histórico.

Con información de 20 minutos

Siguenos en nuestras redes:

Twitter: @Madridnews24es

Facebook: Madridnews24 

InstagramMadridnews24