Confirman el tercer caso de curación de VIH tras un trasplante de células madre

0
206
Foto: Cortesía

Confirman el tercer caso de curación de VIH tras un trasplante de células madre. Al que con el tiempo se convertiría en el conocido como ‘paciente de Düsseldorf’ por sus particulares características médicas, le diagnosticaron VIH en 2008. A partir de entonces, comenzó un tratamiento que le permitió controlar la infección.

Tras sufrir una leucemia en 2012, un trasplante de células madre, dos recaídas del cáncer y varias complicaciones. Ahora lleva más de cuatro años sin tratamiento para el virus de la inmunodeficiencia humana y sin ningún rastro de este en su organismo. Se ha convertido en la tercera persona del mundo en curarse.

Así lo publica este lunes la revista Nature, en base a un estudio del consorcio IciStem. Coordinado conjuntamente por el University Medical Center de Utrecht (Países Bajos) y el Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa de Badalona (Barcelona). Centro impulsado conjuntamente por la Fundación La Caixa y el Departamento de Salud de la Generalitat. Este resultado acerca un poco más la posibilidad de disponer de un tratamiento aplicable a gran escala. 

Este varón de 53 años, que ha preferido preservar su identidad, representa un caso singular. Cuando había conseguido reducir la cantidad de virus del VIH hasta niveles indetectables en la sangre, en 2012 sufrió una leucemia. Por lo que le realizaron un trasplante de células madre. En estos casos, explica IrsiCaixa, se busca a una persona donante que presente la mutación CCR5Δ32. Esta alteración genética evita que el cuerpo produzca una de las puertas de entrada del virus de la deficiencia humana en las células y, por lo tanto, dificulta la infección. 

«Que coincidan todos estos factores es muy complicado, solo un 1% de la población tiene esta mutación. Además, es necesario que sea un donante compatible a nivel sanguíneo para evitar el rechazo del trasplante», remarca María Salgado. Investigadora IGTP en IrsiCaixa y coautora del estudio. En el caso del ‘paciente de Düsseldorf’, una mujer permitió encajar todas las piezas.

Más de cinco años después del trasplante, y tras haber padecido dos recaídas de la leucemia y varias complicaciones, el hombre se estabilizó. A partir de ahí, el equipo investigador decidió retirarle la medicación antirretroviral contra el VIH y, a día de hoy, se encuentra en buen estado de salud. «Cuando dejó de tomar el tratamiento. Le hicimos un seguimiento durante 44 meses y no detectamos ningún rastro de virus en la sangre ni en los tejidos del paciente«, anota Salgado. 

«Tampoco hemos visto ninguna respuesta inmunitaria característica de un rebrote viral»

«Tampoco hemos visto ninguna respuesta inmunitaria característica de un rebrote viral. Sus defensas no están activadas contra el VIH porque no tienen que defenderse contra el virus», detalla. Todos estos datos permiten al equipo científico afirmar que la persona se ha curado de la infección.

Te puede interesar: Zuckerberg ultima un servicio de suscripción de pago para Facebook e Instagram

En busca de replicarlo

Ahora, los artífices de este avance se centrarán en analizar cada detalle para trasladarlo a otros pacientes. «Junto a un excelente equipo de profesionales de todo el mundo, llevamos 9 años estudiando estos casos excepcionales en los que, gracias a una estrategia terapéutica. El virus queda totalmente eliminado del cuerpo. Queremos entender cada paso del proceso de curación para poder diseñar estrategias que sean replicables a toda la población«. Explica Javier Martínez-Picado, investigador ICREA en IrsiCaixa, codirector de IciStem y coautor del artículo.

«La curación del VIH de forma puntual ya es una realidad y, a un nivel escalable para el resto de la población, está cada vez más cerca». Ha pronosticado a Efe Martínez-Picado, que ha recordado que también se está trabajando en vacunas preventivas que completarían esta futura estrategia. Lograr la sanación generalizada del VIH permitiría a los pacientes dejar de tomar toda su vida el tratamiento antirretroviral -lucrativo para las farmacéuticas, pero costoso para el sistema público- y acabaría con el estigma que aún sufren.

Curaciones anteriores

Antes del ‘paciente de Düsseldorf’, ya erradicaron el virus de su organismo el de Berlín (Timothy Ray Brown, fallecido por cáncer en 2020) y el de Londres (el británico de origen venezolano Adam Castillejo). Todos ellos se sometieron a un trasplante de células madre, que solo se aplica a personas que sufren una enfermedad hematológica. Se trata de una estrategia «muy agresiva y no es escalable al resto de la población», pero los expertos barajan alternativas. Como «introducir la mutación CCR5Δ32 mediante terapia génica para conseguir la curación del VIH sin tener que pasar por un trasplante».

«La curación del VIH de forma puntual ya es una realidad y, a un nivel escalable para el resto de la población, está cada vez más cerca»

Aunque estos son los tres únicos casos en los que es posible hablar de curación. Ya se ha presentado en conferencias científicas la remisión del virus en otras dos personas, una en Nueva York y otra en el Hospital City of Hope de Duarte (California, EE UU). «Ninguno de ellos tiene unas características inmunitarias especiales que les permitan controlar la infección por el VIH de forma espontánea. Sino que se ha eliminado del cuerpo como resultado de una intervención médica«, especifica Salgado.

Esto casos de erradicación fruto de una cirugía son diferentes de los de curación funcional, en los que, sin haber recibido ningún trasplante. El propio cuerpo de las personas contaba con «factores especiales» que les permitían controlar el virus en niveles indetectables sin tomar medicación antirretroviral, como la paciente de Barcelona que investiga el Hospital Clínic.

Con información de 20 minutos

Siguenos en nuestras redes:

Twitter: @Madridnews24es

Facebook: Madridnews24 

InstagramMadridnews24