Cae en Madrid una banda de estafadores en venta de vehículos con más de 500 víctimas

0
23
Banda

Una operación conjunta de la Policía Nacional y la Guardia Civil ha desmantelado una banda que presuntamente estafó 2 millones de euros a más de 500 víctimas en España mediante la venta fraudulenta de todo tipo de vehículos en subastas que publicitaban en internet.

Según informan este jueves ambos cuerpos, las operaciones Farquad-Fallout-Ambar se han saldado con trece personas detenidas y dieciséis investigadas después del registro practicado en dos domicilios en los municipios de Coslada y El Escorial.

Con la caída de esta red se ha acabado con una organización que llevaba operando en España desde 2019, tiempo en el que se le atribuyen más de 300 delitos de estafa.

Los presuntos defraudadores ofertaban turismos, autocaravanas, motocicletas e incluso tractores en varias páginas web en las que ponían estos vehículos a subasta.

Una vez finalizada, un supuesto responsable de la empresa se ponía en contacto con el ganador, a quien pedía el pago anticipado de una cantidad de dinero que debía ingresar en una cuenta bancaria.

Cuando el comprador realizaba la transacción, la comunicación se cortaba y nunca recibía el vehículo ofertado.

Entre todas las subastas efectuadas, se calcula que la organización habría estafado cerca de dos millones de euros a más de 500 víctimas repartidas por todo el territorio nacional.

En el transcurso de la investigación, iniciada por una denuncia presentada en la Guardia Civil por un ciudadano de Brihuega (Guadalajara), se rastrearon más de 20 páginas web que la organización utilizaba para cometer los fraudes.

Asimismo, los investigadores detectaron un amplio y complejo entramado de cuentas corrientes, abiertas en España y en otros países de la Unión Europea, lo que dificultaba las averiguaciones de los agentes.

La operación culminó en marzo pasado con dos registros domiciliarios en Coslada y El Escorial, donde los agentes detuvieron a trece personas relacionadas con esta banda de estafadores y dejaron como investigadas a otras dieciséis.

Además, los agentes se incautaron de una gran cantidad de tarjetas telefónicas, móviles, material informático y abundante documentación que los investigadores continúan analizando.

Los líderes de la banda, dos hombres de origen rumano que gozaban de un alto nivel de vida, enmascaraban su actividad en Internet para dificultar a los agentes su identificación, razón por la que pasaban grandes temporadas en el extranjero.

Los trece arrestados pasaron a disposición judicial como presuntos responsables de los delitos de pertenencia a organización criminal, falsedad documental y usurpación de estado civil.

Con información de Telemadrid.es

Siguenos en nuestras redes:

Twitter: @Madridnews24es | Facebook: Madridnews24 | InstagramMadridnews24