Ayuso anuncia la adjudicación de 1.912 nuevas viviendas del Plan Vive

0
58
foto: JAIME GARCÍA

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado este jueves en la Asamblea regional la adjudicación de 1.912 nuevas viviendas del Plan Vive de alquiler a precio asequible, que la oposición tacha de «lento» e «insuficiente».

Lo ha avanzado en el Pleno de la Cámara regional, donde ha hecho hincapié en que de ellas 944 se repartirán entre los municipios de Aranjuez, Navalcarnero y Villalbilla y 968 restantes ya fueron asignadas a principios de año en otras ocho localidades. De las tres primeras, 400 corresponden a la población ribereña, 318 a Navalcarnero y 226 a Villalbilla.

A estas se unen las de Arganda del Rey (223), Humanes de Madrid (50), Torrejón de la Calzada (64), Moralzarzal (82), Daganzo de Arriba (176), Velilla de San Antonio (153), Colmenar Viejo (110) y Navalcarnero (110).

Desde el Gobierno regional han destacado que el Plan Vive de colaboración público-privada tiene como objetivo «incrementar el número de hogares en régimen de arrendamiento hasta un precio 40% inferior al de mercado». «La edificación se realiza mediante la técnica de construcción industrializada, lo que repercute en un menor impacto medioambiental, mayor calidad en la ejecución y plazos de entrega más reducidos.

La inversión es cercana a 70 millones de euros procedentes de Fondos Next Generation UE», han remarcado.

Hasta el momento los inmuebles ofertados a través del Plan Vive han recibido más de 12.000 solicitudes en Alcorcón, 3.500 en Tres Cantos, más de 5.000 en Alcalá de Henares y 6.200 en Getafe.

Críticas de la oposición

Por su parte, la oposición (Vox, PSOE y Más Madrid) ha cargado en bloque contra el Plan Vive, que ven «lento», «insuficiente» y que finalmente ha puesto las viviendas «a precio de mercado».

La primera en afear este programa ha sido la portavoz de Vox, Rocío Monasterio, quien le ha afeado que criticase que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no hubiera construido ninguna vivienda cuando «aquí en 2022 se entregaron cuatro».

«De las 25.000 que prometió en la legislatura de la vivienda, entregó 435», ha proseguido Monasterio, quien le ha reclamado de nuevo que liberalice suelo. Cree que debería tomarse esta medida con «todo el que no esté especialmente protegido pro razones medioambientales».

Por su parte, su homólogo del PSOE, Juan Lobato, ha reprochado que se anunciara en 2021 como un «plan urgente» y que a fecha de 2024 no esté «construido ni el 2%». Ha insistido en que Ayuso debería tomar otras medidas, como complementos autonómicos al bono alquiler joven o una ayuda de 300 euros mientras se construyen las viviendas del PLan Vive. Ha aprovechado el Pleno para insistir a la presidenta que permita que se declaren zonas tensionadas aplicando la Ley de Vivienda en los municipios que lo han solicitado, como es el caso de Alcorcón, encabezado por la socialista Candelaria Testa.

Por último, la portavoz de Más Madrid, Manuela Bergerot, ha negado que la política de vivienda del Ejecutivo autonómico «garantice el acceso» porque cree que lo consideran un «negocio» y «no un derecho» Ha tachado el Plan Vive como una iniciativa que llega «tarde y mal» y ha puesto el foco en que su objetivo de ser «asequible» ha terminado en «precios de mercado». Frente a ello, ha reclamado movilizar el parque de vivienda pública, poner coto al alquiler turístico y declarar zonas tensionadas.

«Si hasta Lobato, que hace un año no quería regular los alquileres quiere ahora. Cambiar de opinión no es una derrota cuando mejora la vida de la gente», ha lanzado la líder de la oposición.

Edificios de oficinas transformados en vivienda asequible

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunció este jueves una nueva ley para que los edificios de oficinas puedan transformarse en vivienda asequible y la eliminación de planes especiales de infraestructuras para agilizar nuevos proyectos de vivienda pública.

Así lo expuso Ayuso durante el Pleno de la Asamblea de Madrid, en respuesta a la pregunta formulada por la portavoz de Vox en el Parlamento regional, Rocío Monasterio. La presidenta anunció en este momento dos nuevas medidas: una de choque para que los edificios de oficinas y parcelas destinadas a tal fin puedan transformarse rápidamente en viviendas asequibles, una ley que llevarán a la Asamblea de Madrid.

La segunda medida tiene que ver con la reducción de las cargas y los tiempos en los desarrollos de nuevos proyectos de vivienda pública, eliminando los planes especiales de infraestructuras, lo que supone un adelanto de ocho meses. Por tanto, Ayuso aseguró que hacen «toda la oferta posible y liberamos el suelo posible dentro de las limitaciones que tenemos”.

Además, explicó que lo que más está afectando es “la normativa estatal, una elevada inflación, los tipos de interés más elevados, la creciente inseguridad jurídica que no promueve la Comunidad de Madrid ni de lejos…”

“Hemos modificado nosotros la ley del suelo en una región donde el 50% es protegido y hemos impulsado una importante liberalización del mismo: desgravaciones fiscales por la compra o por alquiler de viviendas, bonificación y transmisiones y actos públicos documentados para menores de 35 años en los municipios más pequeños, hemos actualizado el precio de los módulos de la vivienda de protección pública con nuevos planes de alquiler…”, concluyó la presidenta en este sentido.

Con información | Telemadrid

Obtén información al instante, únete a nuestra comunidad digital

Síguenos en nuestras cuentas de Redes Sociales

Instagram: @madridnews24

Twitter: @madridnews24es

Facebook: Madridnews24