Un aficionado viajó al GP de Países Bajos fue confundido con un mafioso

0
52
Foto cortesía

Un aficionado de GP fue confundido con un mafioso. Surrealismo el que se vivió en las gradas del circuito de Zandvoort durante la celebración del GP de Países Bajos.

Primero durante la carrera, viendo los asientos a rebosar en unas imágenes que recuerdan a un pasado que no es tan lejano, y después, al conocer la historia un aficionado inglés que había vivido esta fiesta. 

Este hombre, de 54 años, fue detenido horas más tarde al ser confundido, nada más y nada menos, que con uno de los capos más importantes de la mafia siciliana.

Un aficionado de GP fue confundido con un mafioso

Así fue el accidente de Hamilton y Verstappen que les dejó fuera del GP de Italia con sanción para el de Red Bull

Mark L‘, como se ha nombrado al protagonista de esta sorprendente historia, viajó desde Liverpool para presenciar la carrera junto a su hijo y un amigo.

Con información de El Real Madrid gana la Supercopa tras una remontada épica al Barça

Tras el GP, los tres se encontraban comiendo en La Haya cuando la policía local irrumpió en el lugar y se llevó al individuo con los ojos vendados, al haber sido confundido con Matteo Messina Denaro.

‘Capo di tutti capi’

Este jefe de la mafia siciliana es el ‘Capo di tutti capi’ de la Cosa Nostra y considerado como el más poderoso en toda Europa.

Messina lleva en busca y captura desde 1993, cuando protagonizó un atentado con bombas en el que murieron diez personas, incluidos dos jueces italianos; y hasta 93 resultaron heridas.

Desde entonces recayó sobre él una condena de cadena perpetua.

Afortunadamente, el mal rato que vivió Mark L no duró mucho más y fue liberado sin cargos, según la fiscalía neerlandesa. «Declaró ser un ciudadano inglés y no ser la persona reclamada por Italia.

El resultado de la investigación, que fue llevada a cabo mediante un proceso acelerado, terminó siendo negativo. El fiscal emitió de inmediato una orden de libertad a principio de tarde«, explicó un portavoz. 

Por su parte, el abogado de Mark L, Leon van Kleef, explicó la situación «ridícula» que le tocó vivir a su representado.

«Es como una película mala, una pesadilla en la que mi cliente se ha visto envuelto. Imagínate, en un momento estas comiendo y al otro estás sentado en una prisión holandesa de máxima seguridad«, explicó. 

Con información de 20 minutos

Siguenos en nuestras redes:

Twitter: @Madridnews24es | Facebook: Madridnews24 | Instagram : Madridnews24

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here